Logo Triple AAAA Destacado Editorial Lucha Libre 

La verdadera y triste historia de Lucha Libre Triple A

Bien dicen que se puede ir del cielo al infierno en solo un paso. Esto fue lo que ocurrió con Lucha Libre Triple A, una empresa que había sorprendido al mundo entero al convertirse en un referente mexicano de manera internacional.

Quizá para muchos fue un enorme defecto, pero la realidad es que imitar a la empresa gigante internacional WWE le ayudó de mucho, pues ayudó a entender que el negocio de la lucha libre tenía que sufrir un vertiginoso cambio y ser presentado como un grandioso espectáculo. Le costó hasta su TripleMania 18 llegar a plena madures. En ese evento marcó el inicio de una era moderna en la Lucha Libre, con uno de los clásicos más importantes de la historia: La Parka vs La Park. La llegada de los Perros del Mal y una nueva manera de hacer negocios con la empresa TNA Wrestling continuaron creando una poderosa Triple A que concluyó la era contratando a las máximas figuras internacionales: Rey Mysterio Jr, Alberto del Río y Sin Cara (Místico).

En menos de un año todo estaba perdido. No fue la muerte del hijo del perro  o el accidente en el autobús, fue únicamente olvidar las raíces en la calidad humana del trato al personal y la administración. Fue el hecho de no tener a Konnan como un Dios, puesto que únicamente es un luchador internacional que ha ganado experiencia viendo como se manejan diversas empresas. Fue el hecho de creer tener la victoria y que del pedestal máximo jamás serían bajados. Todo esto y mucho más acabó poco a poco con la empresa de lucha libre más importante de América Latina.

Promesas sin cumplir y falta de pago llevó a varios luchadores importantes a abandonar la empresa. Octagón, Konnan, Rey Mysterio, Cibernético, Sexy Star, etc. Además de que otros como Jack Evans y Angélico buscan mejores oportunidades en Estados Unidos. Tenerlo todo y mandarlo al caño, una actividad que le encanta a la familia Roldán.

Además salen a la luz algunos escándalos, como el caso de la mala jugada a la familia de la  Sra. Irma Osorno, la cual falleció lamentablemente en el accidente del autobús que ya hemos mencionado. No recibieron apoyo por parte de la empresa, como lo narra el luchador PeeWee en un video subido a youtube.

Hace varias semanas, Konnan y Arturo Rivera, se enfrascaron en una penosa discusión por medio de las redes sociales, la cual solo los desprestigió más y más. Insultar de esa forma únicamente le falta el respeto a la Lucha Libre, pues existen maneras de comunicarse, de protestar, de abandonar y no tienen que ser de dominio público.

La Liga Élite es por lo pronto la esperanza de la lucha libre mexicana, pero esperamos que no se convierta en su hermano mayor, el desfasado CMLL.

Comments

comments

Entradas Recientes