¿Por qué WWE cambia o recorta los nombres de sus luchadores?

0
29

Después de haber leído cientos de quejas relacionadas con el cambio o recorte en los nombres de algunas superestrellas, nos sentimos con la necesidad de explicar cuál es la razón por la que la empresa del tío Vince lo hace.
Primero debemos recordar que WWE es una empresa, y el principal objetivo de una empresa es percibir dinero, mucho dinero. Nombrar una marca es algo muy serio, esta decisión podría afectar la capacidad para llegar a una audiencia más amplia y crecer. Y tomar la decisión equivocada podría incluso meterte en problemas legales.
Pero ¿No es más sencillo dejarles su nombre original o el que tenían en las indies? Pues para que lo entiendas mejor, pondremos dos ejemplos:

Caso 1:
Llega el Genérico a WWE, después de su paso por NXT sube al Main Roster y resulta que su personaje es muy querido por todo el público, corean su tema de entrada, le gritan “Olé, Olé Olé Olé” y tiene una rivalidad épica con Kevin Owens. Finalmente el trato que le dan en la empresa no es el que él esperaba y decide finalizar su contrato. El nombre de El Genérico queda en manos del luchador y se puede ir a las independientes con un sueldo mayor y con el nombre que lo hizo famoso a través del tío Vince.

Caso 2:
Llega Sami Zayn a WWE, mismo proceso en NXT y Main Roster, corean su tema de entrada, tiene una rivalidad buenísima con Kevin Owens, tiene una de las duraciones más largas en el Royal Rumble de 2017 y se queda estancado en la irrelevancia. Decide finalizar su contrato, pero, a diferencia del caso 1, WWE se queda con el título Sami Zayn y el luchador deberá hacerse popular bajo otro nombre.

¿Cuál caso es el que le conviene a WWE?
El segundo, por obvias razones, de esta forma la empresa tiene un cierto control sobre el luchador y puede manipular las clausulas de su contrato.

Ahora, ¿qué pasa con luchadores como AJ Styles, Matt Riddle, Ricochet ó Samoa Joe? ¿Por qué ellos conservan el nombre que tenían en las indies?
Bueno, ellos ya generaron una cierta fama, WWE los contrató por la popularidad que ya tienen a nivel mundial, han trabajado bajo muchas empresas independientes que les ha permitido darse a conocer en muchos lugares y por eso a WWE no le conviene cambiarles el nombre.

Ahora pasemos al segundo tema: Recortar los nombres.
En marketing se recomienda usar nombres cortos y fáciles para que el cliente potencial pueda recordarlos, generar fidelidad y ser Top Of Mind, es decir, que el nombre de cierto luchador sea el primero en venir a tu mente cuando se te pregunta sobre wrestling.

Por ejemplo: Si yo le digo a cualquier persona que va por la calle que me diga lo primero que piense cuando digo refresco, estamos casi seguros de que nos dirán Coca-Cola. Pues Coca-Cola es Top Of Mind en bebidas gasificadas.

Ahora, en el caso de WWE es súper difícil crear un Top Of Mind (John Cena y Undertaker han sido los únicos), por eso Vince McMahon opta por recortar nombres para que las personas puedan recordarlo con facilidad. Es más difícil recordar Antonio Cesario que sólo Cesaro; Alexander Rusev que sólo Rusev; TJ Perkins que sólo TJP.

Digamos que WWE tiene buenas estrategias pero las ejecuta mal. En los 90’s y principios del 2000, habían nombres de dos palabras o más: Eddie Guerrero, Chris Benoit, Stone Cold ó Steve Austin. WWE no tenía la necesidad de recortar los nombres, por que habían muy pocas empresas que transmitieran lucha libre en la TV.

Ahora, debido al aumento de agencias de lucha libre que ofrecen eventos en vivo y que significa un incremento en el número de productos sustitutos de WWE, ésta tiene que ver otras estrategias para ser más invasiva y atraer mucha más demanda: Convenios con cadenas de televisión, contratar más talento, hacer eventos importantes en otras partes del mundo, etc.

Ahora que hemos explicado la razón por la que WWE se mete con los nombres, ¿consideras que lo está haciendo de forma correcta o hay otras alternativas?

¿Tú qué sugerirías para que WWE genere más luchadores populares y alcance nuevos mercados?

Colaboración de Alexis Rosales