Undertaker "The Last Ride" – C2: La Redención | Adaptación al Español

Undertaker The Last Ride Adaptación al Español Capítulo 2 Lucha Noticias

WWE. Con los ojos llenos de lágrimas a punto de derramarse y un rostro de frustración e impotencia, el legendario Undertaker dijo en voz alta que parecía un “Elvis Inflamado”, además dijo sentirse mal por Roman Reigns, pues soñó con esa lucha, dijo que no había podido hablar con él de eso que probablemente esté mirando el combate y sintiéndose mal por todo, pues fue verdaderamente decepcionante. Aunque Michelle McCool le dijo sinceramente que sabía que estaba decepcionado, pero que no creía que Roman Reigns pensara en eso. Undertaker le respondió con seriedad y mucha tristeza que estaba seguro de eso. https://youtu.be/U4G41DrLvAs Una de las leyendas más importantes de la historia mundial de la lucha libre, se encontraba en casa, fuera de personaje, avergonzado y profundamente decepcionado de verse convertido en una parodia de sí mismo, y por eso, aquel día ante las cámaras reconoció que necesitaba una redención. En Lucha Noticias, gracias a la enorme aceptación de nuestra comunidad y de su apoyo, presentamos una adaptación al español, basada en el segundo capítulo de esta serie documental, de WWE Network, que por primera vez, muestra al Undertaker como Mark Calaway, el hombre que dio vida al personaje más importante de la historia de la WWE. Enriquecida con algunos datos reales que vale la pena escuchar y compartir.

Undertaker “The Last Ride” Capítulo 2 – La Redención

La decepción

Undertaker Last Ride 1 El segundo capítulo da inicio en WrestleMania 33, con el Undertaker despidiéndose de los cuadriláteros, ante un público que grita, aplaude y luego se desgarra en lágrimas dándole gracias a la leyenda que seguramente marcó sus vidas. El Undertaker narró que tenía muchas emociones por todo lo que estaba pasando en ese momento, la decepción por su actuación de esa noche, el dolor que pasaba por su pierna, combinado con saber que era la última vez que estaría en ese escenario de esa manera. Mark Calaway le dijo a las cámaras que no cree que exista algo más real que el momento en el que puso en la lona los guantes, la capa y el sombrero. No solo los fans estaban llorando, pues incluso algunos luchadores comentan lo religioso y simbólico de la acción de Undertaker, después de todo lo que hizo en su carrera y con toda la emoción de la afición. Dejando todo lo que tenía en el ring, listo para descansar en paz. Shane McMahon admitió haber llorado, por todo el simbolismo y la expresión en el rostro del enterrador, incluso su hijo, le preguntó si se encontraba bien. Shane lo describe como un momento grandioso. Michelle McCool dijo haberse sorprendido al ver que dejaba el personaje en el ring y luego por primera vez en la historia, lo rompía para acercarse a darle un beso. Ese momento le hizo pensar que realmente todo había terminado El Undertaker confesó estar tan decepcionado de su actuación y de haberse permitido hacer eso, que era realmente y al cien porciento él, diciendo adiós. Muchas personas estaban rotas en llanto, y una de esas era el perro mayor Roman Reigns, al que pudimos descubrir en backstage totalmente destrozado. Para las cámaras reveló que Undertaker le hizo lo que es y eso lo puso muy emocional, le hizo querer llorar. Roman dijo no arrepentirse de nada, aún sabiendo que no fue un combate perfecto, pues estaban en el momento, luchando en vivo y todo puede pasar. Tenía que ser difícil hacer algo así en ese punto. El Undertaker reiteró que hizo lo mejor que pudo, pero el problema siempre fue su condición física. Su cuerpo estaba al límite del castigo que podía tomar. Mark Calaway dijo para las cámaras después de WrestleMania 33 que tomaría un vuelo y remplazaría su cadera, porque todos los días se sentía muy mal. Además confesó que para él, lo mejor y lo más importante era estar con su familia y ver a sus hijos jugar. Después de lo que había hecho los últimos treinta años, era tiempo de disfrutar.

La Cirugía

Undertaker Last Ride 2 Habían pasado tres meses, era mayo del 2017 y el Undertaker se dirigía a su cirugía. En el transporte le dijo a las cámaras que tiene un enorme orgullo por lo que hace en el ring, y no haber podido darle a los fans lo que esperaban fue muy fuerte, también reiteró que no quería convertirse en una parodia de sí mismo. No quería volver a faltarle al respeto al trabajo que había hecho últimos 26 años, entonces estaba dispuesto a tomar la cirugía y ver qué ocurría. Undertaker llegó al hospital, ya se había realizado la cirugía antes y se sentía libre de dolor de un lado de su cadera, pero ahora, el otro lado estaba muy lastimado. Michelle McCool comentó lo difícil que es esperar y ver toda la preparación para una cirugía, y pudimos confirmarlo al ver a Mark Calaway pasar por todos los protocolos y etapas. En un momento verdaderamente fuerte, en el hospital, el personal le pregunta a Undertaker si había tenido antes alguna cirugía, a lo que no pudo evitar reírse sin poder explicar que prácticamente todo su cuerpo había sido reparado quirúrgicamente. Un médico realizó un cuestionario sobre las cirugías, y Undertaker tenía una respuesta afirmativa para cada pregunta. Además, le preguntaron también si se había roto algún dedo y entonces Undertaker intentó abrir las manos, pero estas no le respondieron de todo, Mark Calaway no pude abrir las manos, por la entrega al extremo de todos esos años para la afición.. Personalmente tengo que admitir que este fue para mi uno de los momentos más fuertes de lo que va del documental y me dejó con sentimientos encontrados y muy impactado. El momento de la cirugía llegó y Michelle se veía muy nerviosa, pues pese a estar acostumbrados a las cirugías, eso no cambiaba el hecho de que su esposo estaba siendo llevado al quirófano, para una cirugía mayor y siempre existe un riesgo. Uno de los cirujanos bromeó en el quirófano diciendo que seguramente era solo un día más en la oficina del luchador más grandioso de todos los tiempos, que no debía estar nervioso. El director del documental nos regaló un set de imágenes verdaderamente fuertes, mientras sonaba el tema de entrada de Undertaker, en esta ocasión en metal. Se presentó un video gráfico de la cirugía de reposición de cadera, mientras el médico comentaba que operar a un especimen como Mark era toda una experiencia, pues es enorme y sus huesos tienen una alta calidad, estaba seguro que soportarían el implante por muchos años. El Undertaker ahora se recuperaba en la cama del hospital, el médico le enseñó un implante como el que ahora llevaba dentro y luego caminó por primera vez con muletas, comentando lo genial que es estar de pie y no sentir tanto dolor al colocar su peso sobre la cadera, un dolor que aguantó por al menos de 10 a 15 años. Ver al Undertaker en muletas, caminando hacia su rehabilitación fue un sentimiento único, que de corazón hace admirar a la leyenda más que nunca. Todo lo que ha pasado para llevar un poco de emoción, esperanza, alegría y entretenimiento a nuestros hogares. Es simplemente invaluable, y es lo que lo convierte en un fenómeno. En la primera etapa de rehabilitación, el Undertaker se puso de pie y comenzó a caminar, para luego subirse a las escaleras de entrenamiento y bajarlas, como todo un hombre fuerte, ignorando el dolor de la cirugía, pero ciertamente, disfrutando de su nueva cadera. En la cama del hospital, el Undertaker bromeó con Michelle diciendo que quizá esté recuperado por completo para abril. A Michelle pareció no gustarle mucho la idea y le echó en cara las veces que había creído ver su último combate.

Mark Calaway y Michelle McCool

Undertaker y Michella McCool Ya en su hogar el Austin Texas, el undertaker dijo que poder caminar sin dolor era algo grandioso y también le daba una enorme libertad emocional. En ese punto, amó su vida y fue capaz de hacer cosas que no había hecho en mucho tiempo y sin dolor. Pudimos ver al Mark Calaway divirtiéndose y disfrutando de calidad de vida, participando en basket, en futbol en softbol, y conviviendo con sus hijos. Además, hablando de su esposa dijo a las cámaras que se merece una medalla de oro por todo lo que han pasado y por levantarse con una sonrisa, por haberle mostrado que es lo importante de la vida, que ya se le había olvidado. En ese punto, el documental nos mostró por primera vez, un vistazo a la relación personal entre Mark Calaway y Michelle McCool como esposos. Michelle dijo bromeando que es una persona muy amable, que aunque la gente tiene la imagen de él caminando con delineador totalmente serio y con los ojos en blanco, eso solo ocurría muy pocas veces, además lo describió como juguetón y romántico aunque la gente no conozca ese lado.
“No quiero ponerme a llorar aquí, pero no sería ni la mitad de hombre que soy sin ella”.
Michelle McCool contó que sólo habían dos personas que no quería conocer cuando comenzó a luchar, Undertaker y Kane. Mark comentó entre bromas que una vez que Michelle descubrió que ese hombre era el más amable del planeta, decidió casarse con el otro. Undertaker y Michelle McCool se abrieron en cuanto a su relación. Undertaker bromeó diciendo que ella lo persiguió por meses, pero luego de un par de risas, Mark confesó que no fueron sus ojos azules, su cabello rubio ni su cuerpo increíble sino que un día de grabaciones de televisión, cuando llevó un balón de fútbol para arrojarlo con sus compañeros en la arena. Entonces Micelle lo tomó y lanzó una espiral de 35 yardas que lo dejó sorprendido. Nunca había visto a una chica hacer eso. Michelle bromeaba diciendo que en ese momento fue cuando en verdad Undertaker intentó algo con ella.

La relación entre Undertaker y Vince McMahon

Relación de Vince McMahon y Undertaker Durante ese tiempo el contrato de Undertaker expiró, así que fue a Stanford para hablar con Vince y saber cuál iba a ser su rol con la compañía. No se veía en el ring de nuevo, pero confiaba en que Vince supiera lo mejor para él, física y mentalmente. Mientras Undertaker llegaba al edificio y esperaba en la oficina de McMahon, bromeaba diciendo que siempre que le preguntan cómo es su relación con Vince, el responde que Nsimilar a lo que se ve en la pantalla. Michelle McCool reveló a las cámaras que es muy difícil explicar la relación entre Vince y Undertaker, pues han estado juntos por mucho tiempo a nivel profesional y se aprecian mucho, por eso Mark nombró a su hijo Gunner Vincent. Michelle lo describió simplemente de la siguiente manera, ambos tomarían un bala por el otro.
“No puedo pensar en alguien que haya influenciado tanto en mi vida como mi padre que Vince. El será el primero en darte una palmada en la espalda, pero también el primero en patearte el trasero cuando lo necesitas”.
Algunos luchadores compartieron sus pensamientos de la relación de Mark y Vince. Shane McMahon dijo que cuando trabajas tanto con alguien en construir un negocio, ocurre algo especial. Batista reveló que Undertaker es la mano derecha de Vince McMahon y siempre ha estado a su lado. Bret Hart, comentó que el Undertaker es capaz de plantarse a Vince y decirle cuando no está en lo correcto, y seguramente lo sabe, después de las experiencias del gran robo de montreal en el 97, cuando fue el mismo Undertaker que enfrentó legítimamente en backstage a Shawn Michaels y a Vince McMahon por sus acciones. Kane por su parte recordó que durante las guerras de lunes por la noche, todas las máximas estrellas se fueron, pero no había duda de que Undertaker iba a estar ahí, leal para la compañía, además Vince McMahon es una persona que cuando le eres leal, es leal contigo. Se presentó una promo antigua del undertaker en la que dice claramente en vivo durante RAW que estará a lado de Vince aún después de que sus favoritos se vayan por un mejor lugar y más dinero. Shawn Michaels comentó que Vince es uno de los pocos que conocen a Mark personalmente y lo ha ayudado y ha estado con él en las altas y bajas, en los problemas que ha tenido en su carrera.
“Amo a Vine hasta la muerte, tomaría una bala por él, honestamente lo haría. El es mi jefe, mi amigo, ha sido como un padre, como un hermano, ha sido todo para mi. He tenido problemas personales muy fuertes en mi vida que se han llevado todo lo que soy, los problemas se volvieron tan monumentales que ya no me importaba nada más. Es el único que básicamente me ha sentado en una silla y me ha dicho, Mark, tu puedes dejar de sentir lástima por ti mismo. No hay ninguna persona que pueda decirme eso y no terminar noqueado, pero el es Vince y sabía que tenía razón y sabía de dónde venía. Amor duro, peores lo que necesitaba y no porque era mi jefe, sino porque era mi amigo y le importaba. Es un hombre increíble y una persona muy importante en mi vida que me ha hecho un mejor hombre”.
El documental nos regaló imágenes nunca antes vistas de Vince McMahon y Undertaker abrazados en backstage mientras todos aplaudían después de WrestleMania 31 y también del abrazo que se dieron después del Hell in a Cell de End of an Era en WrestleMania 28. Llegó otro momento verdaderamente intenso del documental, cuando Vince McMahon se encontraba sentado y un productor le preguntó qué significaba para WWE y para el Undertaker desde el punto de vista personal. Los ojos de Vince McMahon se cristalizaron como jamás lo habías visto en la historia de la WWE, y haciendo la seña al cuello, pidió que apaguen las cámaras, admitiendo que no podía hacerlo. Para Vince McMahon Undertaker es quizá su mejor amigo y aprecia en lo más profundo de su corazón lo que ha hecho por la empresa. El Señor McMahon reveló para el documental que Undertaker es la persona más leal con la que ha tratado y con la que literalmente compartiría la tumba. Finalmente el documental nos regresó a la oficina de Vince McMahon, pero el Chairman de WWe le pide a los camarógrafos que se marchen. Undertaker revela que Vince le preguntó si estaría listo, y la respuesta de de Mark fue que no regresaría a los cuadriláteros, pero que entrenaría y si alguien quedaba lastimado, entonces estaría listo para tomar su lugar. Lo estaba diciendo por lealtad a un amigo. Pues si has trabajado tanto con alguien desde mucho tiempo atrás y este te llama al teléfono, estarás listo. Ese fue el acuerdo, si Vince lo llamara, Undertaker sin ninguna duda estaría ahí. Pero el Undertaker se sentía vacío pues por lo general Vince lo motivaba y le decía que podía hacerlo por siempre, pero en esta ocasión cedió, por lo que fue muy fuerte para Mark procesar todo lo que estaba ocurriendo, pues quizá era un hecho que WrestleMania 33 el final de su carrera.

La llamada de Vince McMahon

La llamada de Vince El Undertaker se encontraba en el backstage de Royal Rumble para acompañar a su esposa Michelle McCool, ahí se encuentra con algunos amigos y leyendas como Kurt angle y Ric Flair. Undertaker admite que el teléfono sonaba siempre en su cabeza, pero no lo hacía en la realidad. Sabía que podía ser una solución de emergencia y que esa noche podría ser llamado, pero en caso de que no sucediera, se sentía bien con el retiro. Un momento curioso es que mientras Undertaker miraba el Royal Rumble masculino, vio a AJ Styles y admitió ante las cámaras que le gustaría trabajar con él, pues tiene todo y de algún modo, le recuerda a Shawn Michaels. El Rumble femenil inició y Undertaker disfrutó estar ahí para apoyar a su esposa y ver su pasión en el ring, sin tener que preocuparse por nada más. Pero lo más interesante ocurrió después del evento, cuando Vince McMahon finalmente se acercó y le preguntó si lucharía ante John Cena. Aunque después de escuchar eso Undertaker no estaba en sus cinco sentidos, estaba preparado para todo lo que hubiera que hacer. En ese punto Undertaker miró la lucha ante Roman Reigns y se vio lento, viejo. Admitió que ese día, al levantar el brazo en la rampa, solo quería que la plataforma bajara. Sabía que después de eso, existía una oportunidad de redención. El proceso antes de dar una respuesta era ver cómo se sentía, trabajar en el ring y meditar lo que sucedía. El Undertaker recibió un ring de WWE y comenzó a armarlo en una bodega abandonada, limpiando, reparando y habilitando junto a su familia, para poder comenzar a entrenar. Undertaker puso de límite el evento Elimination Chamber para decidir si podía hacerlo o no. Mark Calaway comenzó con el entrenamiento, corriendo de un lado al otro del encordado y tomando algunas caídas. Aunque al principio se sintió retirado, llegó el punto en el que le dijo a su esposa y a las cámaras que no se encontraba tan buen como alguna vez, pero tampoco tan mal como el año pasado así que “nos vemos en New Orleans”. El Undertaker admitió que fue el mismo día de Elimination Chamber, durante el evento, que se comunicó con Vince McMahon para aceptar, y ese mismo día confirmaron la lucha. Entonces todo lo que faltaba era trabajar y estar ese día lo más saludable y preparado que pudiera. Mark Calaway mostró su preparación para regresar a los encontrados. Undertaker entrenó cardio, hizo masa muscular, y desempolvó sus habilidades como striker, que siempre han sido uno de sus sellos. Además visitó Lakeway Crossfit, un maravilloso gimnasio en el que probó de todo para ponerse en forma, en un entrenamiento completo y diferente, que lo puso al límite y le dio muy buena movilidad.. Admitió querer robarse el show, crear el momento inolvidable y entonces retirarse en sus términos, no como el año pasado. El Undertaker hacía un extraordinario trabajo dentro del ring, confesó que quería rendirse, pero por eso colgó todos los posters alrededor, para ver el rostro de sus compañeros luchadores que le pedían levantar el trasero, hacer las cosas y hacerlas bien y entonces podía sacar energía de todo lugar en el que fuera posible. El documental tiene de nuevo un momento en verdad emotivo, cuando el Undertaker revela un enorme póster en su gimnasio con unos puños y el salmo 144 grabado que versa “Bendito sea el señor, mi roca, que entrena mis manos para la guerra y mis dedos para la batalla”. Undertaker estaba preparando qué tipo de lucha debía tener y cuál era el curso que debía tomar. Entonces Taker recibió la visita de Primo Colón, que fue elegido por ser una persona muy buena en el ring y un luchador muy rápido. Esto era demasiado diferente a tomar caídas y correr en las cuerdas. Primo reveló ante las cámaras que lo fascinante de Mark es que no va a medias, o es Undertaker o no es nadie. En realidad Mark Calaway necesitaba redención, los 27 años de carrera al momento, no significaban nada en ese punto, era Undertaker y necesitaba probárselo a todo el mundo. Por su parte John Cena había creado una genialidad en RAW con los promos hacia el Undertaker. Pues había hecho declaraciones verdaderamente personales para provocar al enterrador. Cena explicó que contar una historia es lo más importante, y a ese punto era necesario hacer algo excepcional para poder traer de regreso al mismísimo Undertaker. Cena utilizó elementos muy profundos, exhibiendo a un Undertaker decepcionado por el año pasado y sin poder levantarse. Cena confesó que fue inigualable la electricidad que pudo sentir cuando pronunció el nombre del Undertaker y la afición estalló.

WrestleMania 34 – John Cena vs Undertaker

John Cena vs Undertaker Undertaker se sentía como la mejor versión de sí mismo, después de la primera lucha ante Shawn Michaels. Admitió que después de su actuación del año pasado, solo había una manera como quería ser recordado. Era por los fans pero también por su orgullo y por lo que quiere dejar en el negocio. A una noche de WrestleMania Undertaker se preparaba y comentaba sobre toda la especulación alrededor de su regreso, pues algunos esperaban verlo como el American Bad Assy habían muchas teorías de conspiración. De cualquier manera sabía que al día siguiente probablemente sería la última vez que realizaría la mítica caminata, y una parte de su vida se detendría y podría por fin voltear la página. Varios luchadores comentaron lo elevadas de las expectativas, pues en realidad creían que el Undertaker podría llegar totalmente diferente dando la mejor actuación de su carrera. Michelle McCool dijo que sentía realmente que lo lograría, pues finalmente se veía bien y sentía bien. El Undertaker llegó al estadio el día de WrestleMania totalmente encubierto, mientras John Cena llegaba al evento como un fanático más, con pantalones largos por primera vez en su vida. Undertaker calentaba en backstage y se ponía su equipo, mientras llegaba el momento de la verdad. En el ring John Cena atacaba a Elias, muy decepcionado porque el Undertaker no se presentaría Fue entonces cuando John Cena decidió marcharse rampa arriba y entonces las campanas sonaron y el Undertaker apareció desde las profundidades, quizá más imponente que nunca, caminando al ring totalmente diferente, sin los tambaleos del año pasado, con una mejor condición física y listo para batallar y redimirse en la Vitrina de los Inmortales. La lucha comenzó y Undertaker arremetió ante John Cena desde el primer momento. Hizo el Old School, dio su lazo al cuello volador y su machetazo de pierna. Además, detuvo el movimiento de firma de John Cena para aplicarle Chokeslam y finalmente terminarlo con el Tombstone Piledriver para aplastarlo en una lucha corta pero efectiva. John Cena descansó en paz y el Undertaker se marchó feliz y con muchas esperanzas. El Undertaker había regresado y fue recibido en backstage entre aplausos y abrazos. Shawn Michaels lo abrazó en backstage pidiéndole que no le haga regresar cada año a verlo. Pero de nueva cuenta Undertaker se acercó a Vince mcMahon, fingió darle un piño y luego lo abrazó, ambos con lágrimas en los ojos.
“Mucho tiempo atrás, me dio una oportunidad, ahora como cada año, fui a abrazarlo y a decirle gracias”.
Además Undertaker tuvo la oportunidad de encontrarse con Roman Reigns, El perro mayor le dijo que lució increíble, pero de inmediato Undertaker se desahogó diciendo que se sentía muy mal por el año pasado, y que tenía que decírselo. De inmediato, con toda la sinceridad de su corazón Roman negó con la cabeza, ambos continuaron platicando fuera de cámaras, y entre risas se dieron un abrazo. Un capítulo había concluido, un ciclo se había cerrado. John Cena y Undertaker se encontraron en backstage después de su lucha y se agradecieron mutuamente como dos profesionales con un abrazo.
“Misión cumplida, aún tengo mucho en el tanque, veo que aún puedo, pero me pregunto realmente si quiero continuar. Honestamente, no tengo una respuesta”.

En el siguiente capítulo

Siguiente capítulo Luego de su regreso en WrestleMania 34, Undertaker sabía que aún le quedaba algo en el tanque, por lo que se arriesgó a continuar realizando combates. Se hablará de la lucha ante Rusev, del combate ante Triple H y de la lucha de parejas entre DX y los hermanos de la destrucción. En un corto video, vemos a Triple H decepcionado por esa lucha, admitiendo que no pudo estar peor y que no habían cumplido a la afición. Aunque la lucha fue impresionante por tener a cuatro leyendas en el ring y el esperado regreso de Shawn Michaels, tenemos que admitir que el combate fue un total desastre, únicamente salvado por la magnifica manera en la que nuestras leyendas saben contar historias dentro del ring. De cualquier manera Undertaker estaba otra vez decepcionado, y el espíritu de redención que había construido en todo ese tiempo, se había quebrado. Michelle McCool remata diciendo que el Undertaker necesitaba de nuevo redimirse, había entrado en un círculo vicioso. El Undertaker es una verdadera leyenda, pero después de este segundo episodio, personalmente dupliqué mi respeto y admiración, pues con nada del mundo podremos pagarle todo lo que ha entregado a lo largo de su vida por esta industria y por la afición. De esta manera llegamos al final de esta adaptación que fue una labor titánica de más de 15 horas de trabajo al hilo. Por eso, dejamos abierta la sección de comentarios para conocer su opinión y si les gustaría que continuáramos adaptando los demás capítulos o alguna otra serie documental. Síguenos en redes sociales, Facebook, Youtube, Twitter e Instagram, para la mejor información de WWE en español. Lucha Noticias la mejor información en Lucha Libre. ]]>

Comentarios